· 

LA INTENCIÓN

Cada práctica de yoga es una técnica de lectura donde el fiel practicante tendrá la oportunidad de oro de poder comprender el camino de su alma. Por cada sesión ejecutada desde un proceso de conexión respiratoria, de aislamiento sensorial y de cierres energéticos se cultiva la confianza en si mismo y el poder de atención para siempre recargar la percepción consciente de vivir el presente y aceptar que, aunque muchas veces no estamos en nuestro mejor momento, dicha confianza nos hace ver que todo está operando bajo un designio superior. Por ello no olvidemos nunca de comenzar nuestra práctica con una intención para que la misma sea transformadora, creativa y vigorizante.

 

La práctica con intención gana en profundidad y todo el esquema de posturas en su infinita creatividad logra hacerte llegar a un sentido especial que hace que ames tu práctica con entera devoción y se convierta en patrimonio de tu cuerpo y mente.


Estar atento a la lectura de tu cuerpo y mente en sincronía con el movimiento y la respiración abre el canal de comunicación en el que emites esa señal de dicha al universo donde brotan todas las bendiciones.

 

La intención u ofrecimiento es el destructor de la rutina haciéndonos más reflexivos para llevar a nuestra vida diaria el camino esencial del yoga, donde encontremos el equilibrio en las decisiones cotidianas, para ser realistas y afrontar desde la manera más creativa la solución a los problemas. Eres flexible en una postura entonces adaptate al cambio. No temes a la postura invertida, ve con fe y enraízate con el universo. Estas practicando con ahínco el equilibrio de brazos y no conquistas la postura, ve entonces con paciencia y llegará. Concentrate en lo que tiene belleza y es real, no hagas nada por hacerlo. Comprende que cada sesión es una verdadera oportunidad para expresar tu agradecimiento y lograr comprender que el camino de tu alma es ser creativo, practicar con la intención de escucharte y ver hacia dentro te permitirá distinguir el impacto de todo lo que quiere decirnos el universo y nuestra reacción que viene desde adentro. Esta doble atención es sumamente valiosa y eficiente para nuestro auto conocimiento y la realización de uno mismo.

 

Todo es nuevo, nada es rutina para el que comprende, que la existencia siempre es nueva. Absolutamente nueva.

 

Rafael Clavijo - profesor de Yoga en Soham Yoga (Barcelona/Gracia)

Carrer de l'Alzina, 5

Barcelona 08024

Síguenos en Facebook y en Instagram