· 

Mi experiencia personal en Yoga

Ahora mismo estoy escribiendo este artículo en India saliendo de la tercera conferencia de este mes de Sharathji Jois.

Me doy cuenta de cómo he cambiado porque lo he decidido a través de la práctica de yoga.
Muchas personas que comienzan a practicar yoga tienen muchas dudas o también puede ser que tengan muchos años de práctica y sigan confundidos con lo que el yoga es. Hoy mi maestro me ha ayudado a quitar un poco más el velo de mis ojos, porque eso es lo que pasa: no podemos ver más allá de lo que vemos con los ojos, por muchas cosas, por ejemplo nuestro ego.

El ego es un enemigo para poder aprender y rendirnos antes las enseñanzas, hay personas que piensan: ¿y por qué yo debo ser menos que quien me está enseñando? ¡Yo voy a ir allí (escuelas, universidades, shalas de yoga) a demostrar que lo sé todo! Y es precisamente este ego el que nos aleja de entender que el yoga es una disciplina muy antigua que nos permite cambiar internamente porque lo externo, lo que sucede en la vida no. Podemos cambiar nuestras percepciones ante lo que ocurre en la vida, nos transformamos poco a poco buscando que esa transformación esté basada en el camino espiritual porque eso es yoga, esa transformación que se da a través de muchos cambios que decides hacer y mucho sentido común que te permiten ser más espiritual y de llevarte a un estado elevado donde todo lo puedes ver sin divisiones y te verás a ti en todo, ya no hay separación o "ego" que te aleja del aprendizaje y de la bondad del Universo.


Para muchas personas Ashtanga Yoga siginifica una práctica difícil donde tienes que coger tus tobillos en un arco profundo o flotar al handstand o poner tu pierna detrás de la cabeza, pues no es eso. Ashtanga yoga siginifica 8 pasos y estos 8 pasos son los que te llevarán a la liberación para entender por qué viniste a esta vida y como la debes dejar. Estos 8 pasos no los vas a hacer en un teacher training de 200 horas, estos 8 pasos tal vez no los puedas hacer en esta vida, esta es una filosofía muy difícil que viene con muchísimos años de práctica y quién sabe si muchas vidas...
Los pasos más importantes que debemos aprender para luego seguir una vida espiritual y así estar listos para que los otros pasos puedan realmente estar accesibles para nosotros y poder practicarlos son: Yamas, Niyamas y Asanas.


Es muy fácil aprender o leer de que van estos pasos pero la pregunta es
¿cómo los practicamos? Es importante poner nuestra intención en transformarnos, transformar nuestros pensamientos y ser más generosos y una de las maneras es practicando yamas y niyamas (comportamiento con lo demás y comportamiento contigo mismo) porque realmente comprendes el significado de lo que eres y somos parte citas mínimas de algo inmenso que ni imaginamos, el ego nos hace pensar que somos muy grandes pero realmente nada importa, todo es como es, lo que importa es como tú comienzas a ver todo desde adentro hacia afuera.


Hoy en día hay muchos tutoriales de cómo hacer handstands, bakasanas, etc
¿pero quién nos dice como ser mejores humanos? La práctica, la intención que le pones, el ver cómo vas sacando todas esas toxinas y ese velo que no te deja ver más allá y que todos somos parte de lo mismo aunque no queramos relacionarnos mucho con el todo nos ayudan a transformarnos.

 

La práctica de yoga no está en el mat, en el mat haces un trabajo de desintoxicación de tu cuerpo, de tu mente, dejas de pensar en muchas cosas para concentrarte en ese momento y así poder sacar toxinas, hacer tu cuerpo más ligero y flexible para que la mente tenga más estabilidad y poder nutrir todas nuestras conexiones nerviosas del cuerpo, por eso existen tantas asanas pero hasta ahí te lleva este paso del yoga, puedes tener toda la vida haciendo solo asanas sin haberte preguntado ¿qué es yoga y para qué lo quieres practicar y qué trae a tu vida? Imagina que sales una noche y comes muchísimos y bebes mucho alcohol y al día siguiente pretendes ser un yogui poniendo tu cuerpo en la esterilla, eso no te permitirá tener una práctica de asanas porque te hará pensar en todo lo que hiciste el día anterior y tu mente no está en calma, hay cambios que debemos comenzar a hacer si queremos realmente practicar yoga y no solo asanas, no es que salir está mal/está bien, yo no hablo de eso, hablo de cómo te afectará en tu práctica de yoga, en tu camino de liberación. No todo se puede tener.


Estamos en una búsqueda constante y queremos respuestas inmediatas, por eso hay tantas ofertas porque hay mucha demanda de cómo ser feliz en 15 días, c
ómo llegar a Samadhi en 1 mes, cómo meditar en un curso de un fin de semana. Esto no es yoga ni parecido, es nuestro deseo de querer que "eso" sea yoga pero el yoga es "despertar", estar despiertos para escuchar y ver la realidad, ¿cómo cambio yo? ¿Qué restricciones debo hacer en mi vida para alcanzar mi paz espiritual? ¿Cómo me mantengo más calmado? ¿Cómo dejo de poner culpas en los demás que no existen? Eso es lo que te da el yoga, todas esas herramientas que te permiten aceptar y aprender, te permiten ayudar a los demás sin realmente esperar nada a cambio pero de verdad absolutamente nada a cambio. Cuántas veces hacemos algo del corazón y luego decimos que nadie nos recompenso? Entonces eso no es desinteresado, eso no es sin esperar, queremos mucha atención constantemente y a veces sin saberlo actuamos solo por eso.
¿Cuántas veces hemos ayudado a los demás? ¿Cuántas veces hemos visto el sufrimiento de otros seres y hemos hecho algo por ayudar a calmar ese dolor? Ahí está la práctica de Yamas y Niyamas, ahí está el corazón de un Gurú, de un amigo, de un desconocido, de un ser humano tratando de hacer algo por compasión y amor no para aparecer en algún lado y ser reconocido.


De algo estoy segura, me quedan muchísimos años de práctica porque no estoy ni cerca de ser un yogui pero lo intento y lo intentaré mientras esté viva porque el yoga es mi vida, el yoga es mi amor, el yoga es mi camino.
Quedarte fiel a tu maestro te ayudará a encontrar cómo hacer ese cambio en ti mismo, hay tantas confusiones hoy en día y tantas opciones pero realmente la práctica de los 8 pasos del yoga te brinda la oportunidad de crecer dentro de ti, no para demostrárselo a nadie sino para tu aportación positiva como ser humano a la existencia.

Me queda mucho por aprender y estoy agradecida por ello.
¡Sigue practicando!

Toda esta reflexión es sacada al final de la conferencia de mi Gurú Sharathji Jois.

Tabata Trejo - Soham Yoga Barcelona

 

 

 

Carrer de l'Alzina, 5

Barcelona 08024

Síguenos en Facebook y en Instagram